En los últimos años, la industria editorial ha sufrido importantes cambios. Como consecuencia del mayor acceso a la tecnología, los lectores se han volcado, lentamente, hacia el libro electrónico como una alternativa más económica para el acceso a viejos y nuevos títulos, y también como un reflejo de nuevos hábitos de consumo en la sociedad.

El formato electrónico

No son pocos los consumidores de bienes y servicios que prefieren, hoy en día, las alternativas electrónicas a las tradicionales en formato físico. Entre los motivos, se pueden mencionar la conveniencia y facilidad de uso, así como también las limitaciones de espacio y, por qué no, de tiempo.

El acceso a contenidos de manera digital es mucho más cómodo, y puede hacerse desde cualquier lugar y momento. Así como buena parte de los jugadores optan ahora por alternativas de juego en línea como luckynugget, los eBooks han revolucionado el mundo de los lectores, porque permiten disfrutar de la lectura en cualquier parte, a un menor costo que el de los libros impresos.

La influencia de los teléfonos inteligentes

Uno de los factores que ha influido en mayor medida para la gran expansión del mercado de los libros electrónicos, ha sido la evolución de los smartphones.

Teléfonos con pantallas cada vez más grandes y de mayor calidad, junto con la integración en un mismo dispositivo de softwares para todo tipo de aplicaciones, han acercado a muchos lectores a los e-books sin la necesidad de invertir dinero en un aparato destinado exclusivamente a este fin.

Con solo descargar una app (que en la mayoría de los casos es gratuita, si se quiere obtener únicamente las funciones básicas de lectura) es posible acceder a una inagotable biblioteca de textos literarios, tanto gratuitos como pagados.

Es de esperarse que, teniendo en cuenta el rol preponderante que ocupa la tecnología en la vida diaria y los altos precios del mercado editorial, la cantidad de lectores de libros electrónicos continúe aumentando.