Si se trata de autores contemporáneos que gozan tanto del reconocimiento de la crítica como de enormes ventas, Stephen King es sin dudas uno de los nombres más destacados de la actualidad. Con ventas que superan los 300 millones de ejemplares en todo el mundo, King se ubica entre los escritores de ficción con mayor éxito.

La repercusión de sus trabajos ha sido tal, que buena parte de sus publicaciones han sido adaptadas a la pantalla grande. Pese a que en muchos de esos casos el autor no estuvo directamente involucrado en la elaboración del guión, es una clara muestra de la importancia de Stephen King en la cultura popular de la actualidad.

Su vida

Nacido en 1947 en la ciudad estadounidense de Portland, King es criado por su madre en un entorno económico marcado por las dificultades. Luego de terminar su educación secundaria, lleva adelante sus estudios de lengua inglesa en la Universidad de Maine, institución en la que se muestra activo tanto políticamente como en su faceta literaria, y que lo formaría como profesor de colegio.

Con solo 20 años, en 1967, realiza la primera venta de un relato breve a una revista de literatura, la “Startling Mystery Stories”. Sin embargo, es a partir de 1973, con la publicación de “Carrie”, que Stephen King logra un contrato editorial que lo convertiría en escritor profesional.

Un estilo emblemático

Una característica saliente de su obra, es el extenso desarrollo de sus personajes, que en todos los casos son personas plagadas de defectos. Esto provoca la inmediata identificación del lector con los protagonistas, al punto de sentirse reflejados en ellos, y dista enormemente de los individuos idealizados que predominan ampliamente en los trabajos de ficción.

Además, King usa asiduamente la metáfora y el simbolismo en sus novelas, lo que genera a su vez un diálogo y un metalenguaje, no solo dentro de cada texto, sino incluso entre sus diferentes obras.