Al considerar escritores que gozan del favor de la crítica y de los lectores, es imposible no mencionar a J. K. Rowling. Autora de la multipremiada serie de libros infantiles de temática fantástica, “Harry Potter”, Joanne ha dejado su marca en la literatura contemporánea.

Rowling suele además manifestar frecuentemente su opinión sobre diversos temas, tanto en ámbitos formales como presentaciones y entrevistas, así como directamente al público a través de las redes sociales. Esto la ha convertido en una figura controvertida para muchos críticos y periodistas.

Una historia inspiradora

Joanne Rowling nació en 1965, en la localidad de Yate, en el Reino Unido. Luego de una infancia y adolescencia marcadas por la enfermedad de su madre, quien sufría de esclerosis múltiple, y una pésima relación con su padre, Joanne se graduó en letras clásicas en la Universidad de Exeter.

A comienzos de los años ’90, la escritora se mudó a Portugal, donde conoció al padre de su hija. Después de una tormentosa separación, Rowling volvió a establecerse en el Reino Unido, y debió recurrir a la seguridad social para sobrepasar un largo período de desempleo y frustración.

Con la publicación de “Harry Potter” en 1997, tuvo lugar el meteórico ascenso de su carrera hasta convertirse en una de las autoras más vendidas de la historia.

Su obra

J. K. Rowling es mundialmente conocida por la saga de novelas infantiles “Harry Potter”. Sin embargo, ha incursionado también en diversos géneros por fuera de la fantasía. Luego de su salto a la fama, la autora se ha dedicado a la escritura de policiales clásicos, inicialmente bajo el seudónimo “Robert Gailbrath”, para evitar los beneficios derivados de su estatus dentro del mundo literario.

Por otra parte, Rowling ha escrito historias de ficción para adultos, entre las que se encuentra la novela “Una vacante inesperada”, una ácida crítica a la sociedad británica de la actualidad, que tuvo además su adaptación para televisión.